Capitulo 158 love is in the air español tokyvideo

El fenómeno ‘Love is in the air’ continúa siendo imparable en Mediaset. La ficción turca se ha convertido en una de las series más vistas del momento, siendo uno de los grandes éxitos de esta temporada de la cadena. Y la trama cada vez engancha a más espectadores.

La historia de amor protagonizada por Serkan Bolat y Eda Yildiz caló fuerte en la audiencia desde el principio, y ahora, que la pareja ha comenzado una nueva etapa, nadie quiere perderse este nuevo capítulo de su historia.

Un capítulo que se presenta como uno de los más dulces hasta la fecha. Serkan y Eda están viviendo un momento idílico, pues parece que después de tanto sufrimiento por fin comienzan a ser felices. Tras el capítulo 157, en el último episodio, los protagonistas comenzaron a pensar en el nombre de su futuro bebé.

Tras celebrar una íntima fiesta de pedida de los padres de Serkan, la pareja vuelve a centrarse en ellos y sobre todo, en el embarazo de Eda. La joven está viviendo esta etapa con mucha ilusión y después de conocer el sexo del bebé, comienzan a plantearse el nombre.

El embarazo de Eda avanza a la misma vez que se consolida cada vez más su relación con Serkan. Sin embargo, el arquitecto comienza a agobiar a Eda, al ser demasiado sobreprotector con ella.

READ  Características de una obra de teatro

Serkan teme que le pase algo malo a su mujer, por eso, no duda en protegerla incluso demasiado, algo que para ella es frustrante y poco a poco comienza a perder la paciencia. ¿Conseguirán llegar a un punto en común?. ¡No te pierdas ningún capítulo de ‘Love is in the air’!.

En el capítulo 158 de la Temporada 2 de ‘Love is in the Air’, Eda y Serkan ya saben el sexo del bebé. A partir de las 18:30 en Divinity.

“Love is in the Air” Capítulo 157: Aydan y Kemal están prometidos

“Love is in the Air” Capítulo 155: ¿Será niño o niña?

El embarazo de Eda avanza bajo la atenta mirada de Serkan. Por fin conocen el sexo del bebé pero llega un gran dilema: ¿qué nombre escogerán?. Los celos de Kiraz siguen creciendo y una conversación con Can la convence de que la llegada de su hermano arruinará su vida. “Tener hermanos no mola”, le dice a su amigo, que le hará una proposición que no podrá rechazar. ¡Kiraz y Can van a casarse! Y dicho y hecho, los dos pequeños se ponen en marcha sus planes para poder vivir juntos y no separarse jamás. Pues como no podía ser de otra manera, la decisión de los pequeños provocará un fuerte desencuentro entre sus padres.

Serkan cada vez más desesperado con la actitud esquiva de su bebé con él. ¡Todavía no ha llegado al mundo y ya le está dando disgustos! “Es un cabezota, es igual que su madre”, dirá el  empresario cuando por tercera vez el pequeño para de dar patadas justo cuando él se acerca a la barriguita de su madre. “Creía que era una coincidencia pero sí que es cabezota contigo“, se burlará Eda. 

READ  Leave en pasado participio

A pesar de su avanzado estado de gestación, Eda sigue trabajando en la oficina y llevando al límite a Serkan. “Tengo cosas más mejores que hacer que soportar tu terquedaz”, le dice a su marido, que sigue agobiándola con sus constantes atenciones (incluso le ha puesto un equipo médico en casa). Y ese férreo control provoca el efecto contrario. Eda se rebela y pone de los nervios a su marido al decirle que, no solo seguirá trabajando en la oficina sino que ha desayunado allí, poniendo, supuestamente, en peligro su salud y la del bebé. “Tú trabajarás desde casa y yo no interferiré en el nombre de nuestro hijo. Tú lo elegirás”, dice Serkan, que no tardará en arrepentirse de su oferta. 

La situación se le ha ido de las manos a Serkan. Su hostigamiento al doctor que lleva el embarazo de Eda provoca que finalmente el ginecólogo renuncie a llevar el embarazo depués de que intente sobornarle para que le dé la baja a la arquitecta. “Reza lo que sepas Serkan Bolat. Mi médico me ha dejado por tu culpa. ¿Has intentando sobornarlo? ¿No vas a parar? No estamos viviendo nada anormal. Me iré al fin del mundo y no volveré hasta que haya dado a luz. ¿Qué hacemos ahora?”, le dice desesperada. 

Por supuesto, Serkan no ha dejado nada al azar. El empresario, que se justifica asegurando que toma las decisiones que ella debería tomar y no toma, tenía todo calculado. “He estado investigando a todos los ginecólogos de Turquía y este es el mejor. Te encantará”. Pero se equivoca. El nuevo doctor es un obseso del control. “Quiero que todas las personas de su círculo íntimo se hagan las pruebas que le he pedido para evitar enfermedades infecciosas”. ¡Igualito que Serkan!

READ  Huevos de tiburon

You May Also Like

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *