Cuantos camellos valgo

Camels as currency?

In fact, camels as currency are said to come from Islam. At that time, not only camels, but also cows and silk robes were equated with a human life. Accordingly, a believing man was said to be worth up to 100 camels, and a believing woman about half that. At least this is how it was mentioned in the Koran. Therefore, the idiom of exchanging someone for camels has persisted to this day.

Fun facts about camels

Camels can drink for up to 38 minutes without stopping, taking in up to 135 liters of water. No wonder they are known as the 芦water reservoirs of the desert禄.
Camels have third eyelids that help protect their eyes from sand and dust. These eyelids are semi-transparent and allow camels to see their surroundings while protecting their eyes.
Camels are very talented flatulence machines. They produce so much gas in their digestive tract that they can fill entire tents with an unpleasant odor.

¿Alguna vez te has preguntado cuánto vales en camellos? ¡Averígualo con la calculadora de camellos!

Calculadora de camellos

¿Te has preguntado alguna vez cuánto vales en camellos? Averígualo con la calculadora de camellos!

Este divertido y sencillo cuestionario te ayudará a determinar cuántos camellos vales. Sólo tienes que responder a unas sencillas preguntas y la calculadora hará el resto. ¿Por qué no lo intentas? Te sorprenderá saber cuántos camellos vales!

¿Cuántos camellos valgo?

Es una pregunta difícil, pero este cuestionario te dará la respuesta!

¡Te sorprenderá saber cuántos camellos vales! Sólo tienes que responder a unas sencillas preguntas sobre ti, y la calculadora de camellos hará el resto.

Así que, ¿por qué no lo intentas hoy? Puede que te sorprenda la cantidad de camellos que vales!

Sin embargo, ten en cuenta que este cuestionario es sólo para fines de entretenimiento y no debe tomarse demasiado en serio!

¿Cuántos camellos vale mi novia?

Muchos chicos se preguntan en broma cuántos camellos vale su novia. Aunque este cuestionario no es la forma más precisa de determinarlo, puede darte una cifra aproximada.

Así que si te preguntas cuántos camellos vale tu novia, sólo tienes que responder a unas sencillas preguntas sobre ella, y la calculadora de camellos hará el resto!

¿Cuántos camellos vale mi novio?

Además, muchas chicas quieren saber si su novio es realmente un material para el matrimonio o no. Este test puede darte una indicación!

Sólo tienes que responder a unas sencillas preguntas sobre tu novio. Al final, podréis comparar vuestros resultados y ver cuán grande es la diferencia. ¿Deberías darle a tu novio unos camellos para que se quede con él o viceversa?

¿De dónde viene la calculadora de camellos?

La calculadora de camellos es una forma divertida de averiguar cuánto vales. Antiguamente, muchos países de Oriente Medio determinaban cuánto valía una persona diciendo cuántos camellos pagarían por ella.

Por ejemplo, si muchos hombres querían casarse con la misma mujer, su valor se disparaba, y sólo un hombre rico que poseyera muchos camellos podría convertirse en su hombre. Estos camellos se utilizarían entonces como una especie de moneda para demostrar que el hombre que se casaba con ella era rico y podía mantenerla.

Hoy en día, no utilizamos los camellos como moneda, pero eso no significa que no podamos averiguar cuánto valemos. Así que diviértete con la calculadora de camellos, y comprueba cuánto vales en términos de camellos.

¿Por qué algunos están en contra de la calculadora de camellos?

En realidad, es bastante obvio por qué a mucha gente no le gusta la idea de la calculadora de camellos. Es muy superficial y no nos dice nada sobre el verdadero valor de alguien.

READ  Bring en pasado simple

Algunos podrían argumentar que refuerza los estereotipos de género y envía el mensaje de que necesitamos tener riqueza material para ser considerados valiosos. Otros pueden objetar la idea de dar un valor arbitrario a las personas en función de cuántos camellos valen. Y todos estos puntos son válidos, porque un ser humano es mucho más que su aspecto.

Pero este cuestionario es sólo para divertirse; tómalo con un grano de sal. Si no te gusta la idea de la calculadora de camellos, no hagas el test.

Descargo de responsabilidad

Este cuestionario es sólo para divertirse y no debe tomarse en serio. Está pensado como una forma divertida y tonta de pasar el tiempo, no como algo que deba utilizarse para dictar tu autoestima.

Así que haz el test, échate unas risas y no olvides que eres valioso, no importa cuántos camellos valgas, según este test!

Si has estado viendo demasiadas películas, o si tú y tus amigos sois así de raros, puede que te preguntes cuánto dinero vales. Es decir, ¿cuánto cuestas en metálico o en bienes? Como nosotros tampoco estamos muy bien, en esta web te damos la respuesta en forma de camellos.

Calcula cuántos camellos vale tu novia

¿Cuántos camellos valdría mi novia?

Calcula cuántos camellos vale tu novio

¿Cuántos camellos valdría mi novio?

Pues como lo oyes, un camello es una unidad de valor utilizada por los pueblos beduinos de Oriente Medio para medir su riqueza. Se utilizaba como medida de valor financiero porque los camellos eran la fuente de transporte más asequible y eran esenciales para la supervivencia en esa parte del mundo en aquella época.

Así que, al igual que sabes lo que vale tu coche o tu teléfono móvil, ahora puedes consultar en nuestra nueva calculadora de camellos el valor que tendrías tú o tu pareja ¡En forma de camellos!

⭐ ¿Aún no has conocido la parte más famosa de nuestra web?

¿Sabías que existe una calculadora que te puede decir cuántos camellos valdría tu pareja? Sí, es cierto. Y se trata de la Calculadora de Camellos, una herramienta creada por nosotros, basada en los conocimientos del antiguo Oriente Medio.

La Calculadora de Camellos se basa en la teoría de que todas las personas tienen un valor en camellos, que viene determinado por una serie de factores como la edad, la altura, el color de los ojos, de pelo, etc. Por ejemplo, una persona de 20 años con los ojos verdes y 1,80m de altura tendría un valor de unos 60 camellos. En cambio, una persona de 40 años con los ojos marrones y un físico deportista tendría un valor de 20 camellos.

La Calculadora de Camellos se ha convertido en un fenómeno viral en todo el mundo y ha sido utilizada por miles de personas para averiguar el valor en camellos de sus parejas. ¿Quieres saber cuántos camellos valdría tu pareja? Entonces no te pierdas esta divertida calculadora.

En 2014, Bernardita Pavani acompañó a sus papás, que son muy creyentes, a hacer una peregrinación por Israel. El viaje, en rigor, incluyó visitas guiadas por ciudades como Tel Aviv, Nazareth, Belén, Jerusalén y Roma, y lo hicieron con la idea de “pisar los caminos que transitó Jesucristo”, aunque en el trayecto se llevaron una desagradable sorpresa. En un mercado de Jerusalén le ofrecieron a su mamá 600 camellos por ella, que en su momento tenía solo 17 años.

La joven trajo a colación el tema en Twitter después de que Facebook le recordara una publicación que había realizado hace ocho años, cuando la familia compartió con sus amigos las imágenes del viaje. “Mi familia es católica y el motivo del viaje fue una peregrinación católica. Se visitaban los lugares sagrados para el catolicismo, pero también teníamos visitas a lugares más típicos del judaísmo y otros más de la cultura musulmana”, dijo a LA NACION. Después de tantos años desde que sucedió el episodio traumático que la impactó y que solo había relatado en su núcleo familiar y el colegio, decidió recordar aquella situación relacionada con una práctica antropológica, que viven muchas turistas en algunos países del Medio Oriente.

READ  Dibujo expropiacion petrolera

Estaba con mi mamá y mi papá en Israel, donde visitamos varias ciudades. Ellos habían ido a Israel en 2012, les gustó mucho y volvieron [en 2014] y quisieron llevarme. Entonces, volvimos a ir y visitamos varias ciudades”, siguió. El episodio sucedió en el Mercado de Jerusalén, en la parte musulmana de la ciudad y a sus 17 años, relata la joven que ahora tiene 25 años.

Bernardita compartió en Twitter un recuerdo de Facebook donde relató lo que vivió hace 8 años

Bernardita compartió en Twitter un recuerdo de Facebook donde relató lo que vivió hace 8 años

Twitter

Con una imagen donde se la ve sonriendo minutos antes de vivir la situación traumática, Bernardita intenta explicar el contexto en el que se sucedió el confuso episodio. “El mercado es bastante angosto para caminar, y tiene bastantes puestos. Estábamos con mi papá y mi mamá porque era un día libre de la excursión y decidimos recorrer partes no católicas de Jerusalén, por eso fue nos adentramos al mercado en esta parte”, extendió. La joven explica que en estos viajes siempre les recomiendan a las mujeres que no vayan solas a este tipo de sitios, además, que de hacer el recorrido se haga con ropa holgada, mangas largas y que cubra todo el cuerpo. “En ese momento hacía mucho calor, así que yo tenía pantalones largos, sueltos”, explicó.

En un instante, su papá se adelantó y quedó sola con su mamá en un local. “Mi papá iba adelante, yo estaba con mi mamá viendo distintos lugares. Me puse a ver un puestito, en eso, cuando estábamos viendo cosas y la persona que atendía el puesto me empieza a mirar bastante. Ahí es bastante común que los hombres te miren todo el tiempo, sin filtro. El hombre que atendía el puesto me agarra la mano, me mira a los ojos y le empieza a decir a mi mamá: ‘How many camels for her? [¿Cuántos camellos por ella?]”, mi mamá no habla inglés. Mira y nos quedamos las dos impactadas porque el tipo me estaba agarrando del brazo y me tironeaba”, reconstruyó.

El momento se tornó cada vez más angustiante para ella y su mamá quien no entendía lo que estaba pasando. “Mi mamá no contesta y entonces sigue: ‘One hundred [100 camellos] y como mi mamá no contesta, él empieza a gritar: ‘Two hundred, three hundred, four hundred [200, 300, 400 camellos]. Él empieza a subir la apuesta hasta que finalmente dice: ‘Six hundred’ [600 camellos] y empieza a gritar [otra vez]. ‘Six hundred camels for her [600 camellos por ella]’. Mi mamá me pregunta: ‘¿Qué está pasando Bernardita? Le dije: ‘Mamá, te está ofreciendo 600 camellos por mí’”, relató parte del episodio.

Bernardita unos minutos antes del episodio que vivió en un mercado de Israel

Bernardita unos minutos antes del episodio que vivió en un mercado de Israel

Cortesía Álbum Familiar

Durante ese instante en el que los dos se quedaron en silencio mientras el hombre, de cerca de 50 años, aguardaba una respuesta de su mamá, relata, ella se quedó estupefacta por lo que estaba viviendo. “Estaba pálida. No solo me puse muy nerviosa, sino que el tipo me seguía agarrando el brazo y mi mamá estaba mirando toda esta situación que no entendía y le gritó a mi papá: ‘Vení’”, narró. Después del momento tenso intervino su papá, le dijo que “no” y se alejaron rápido del lugar. “Fue una situación muy rara. Yo me quedé mal, ¡Impactada!”, intentó describir la situación.

En ese momento, Bernardita todavía estaba en el colegio y señaló que al volver se lo contó a los profesores, porque en las clases de sociología siempre se hablaba de las diferencias culturales entre los países y ella traía a colación este ejemplo. “Haya sido un chiste o no para mí era muy fuerte que me lo hagan. Recién estaba conociendo el mundo y no podía creer que una persona haga un chiste con esto. Si era eso, aparte con la demencia con la que lo hacía, fue bastante feo. Quedé bastante impactada”, dice.

READ  Veneno delaossa

La joven, sostuvo, no sabía cómo reaccionar ante esta situación, porque no tenía herramientas para responder y se paralizó. Durante el episodio, Bernardita entendió que se trataba de “un trueque”, aunque nunca supo si fue un chiste, pero allá se plantea como una suerte de intercambio de una práctica común entre familias.

“Para mí siendo tan chica eso me impactó tanto, porque es como ponerle un valor a una persona, y cómo te lo ofrecen es fuerte”, agregó. El día anterior la familia había viajado a Jericó, una ciudad en medio del desierto, donde hay beduinos [árabes nómadas], quienes acostumbran a hacer este tipo de trueques que consiste en “la compra de la novia”. La fotografía que compartió en Twitter Bernardita fue justamente en ese destino, a donde habían llegado avisados sobre estas prácticas. “Ahí no me pasó nada. Estaba todo bien. Pero después de que compartí la historia, dicen que en un montón de lugares de Oriente pasa. Especialmente, en Egipto, pero yo ahí no fui”, añadió.

La joven contó que si bien la situación no pasó a mayores, fue un momento incómodo

La joven contó que si bien la situación no pasó a mayores, fue un momento incómodo

Twitter

Por otra parte, la joven aclaró que esto no tiene que ver con un tema de Israel, sino que pasa en varios países, ya que al ser algo cultural trasciende “lo geográfico”. Explicó también que “el viaje a Israel fue hermoso”, y que esa situación no opacó lo que vivió durante la peregrinación a la que la invitaron sus papás.

“Está bueno exponerse a culturas distintas para entender que el mundo que nos rodea es distinto a lo que estamos acostumbrados. Esto fue feo, fue una anécdota, pero fue un viaje muy rico culturalmente para la edad que tenía. Aprendí un montón. Está bueno viajar y salir, acompañada. No cancelaría ir a Israel porque pasé esto, sino que tomaría recaudos” afirmó y recordó varios episodios que observó durante la peregrinación.

Con el tiempo, la joven se involucró en debates feministas y tiene que luchar con los comentarios de la gente que le argumenta que en la Argentina “no tiene sentido ser feminista”, porque acá hay cosas que no pasan. “Hay que ver la pantalla completa, porque si me pasó esta situación a mí implica que les pasan un montón de cosas todos los días a las mujeres, y hay que trabajar para cambiarlo”, finalizó.

Una cuestión cultural

Hay quienes aseguran que la “propuesta de intercambio de camellos por mujeres” se trata solo de un chiste que perdura con el transcurrir de los años. Hay quienes afirman que los comerciantes “se pegan como abrojos a sus potenciales compradores” y en un intento por “caer simpáticos y aflojar al cliente tienen una escena preparada” que incluye a las mujeres que acompañan a las familias. Los vendedores, entonces “juegan” a cambiárselas a sus maridos o novios por muchos camellos, como una dote, que en realidad se le entrega al hombre.

Se dice que se trata de un chiste de mercado, aunque esto fue una práctica antropológica

Se dice que se trata de un chiste de mercado, aunque esto fue una práctica antropológica

Lo cierto es que la compra o venta de la novia es una costumbre antropológica que hacían entre la familia del novio y la novia con la mera intención de concertar un matrimonio y mejorar el patrimonio de una casa. Se dice que como consecuencia de esta suerte de trueque o intercambio, la mujer pasa a ser considerada como “una propiedad” para su marido y la familia de este, por lo que en algunos casos, incluso, puede ser objeto de reventa. Este tipo de situaciones incómodas las experimentan con frecuencia las turistas que viajan a los países del Medio Oriente que tienen una cultura muy arraigada.

You May Also Like

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *